DOCENTE BOOMERANG; LAS CUATRO ACTITUDES QUE TE ALEJAN DE TUS ALUMNOS

1.- ACTITUD NEGATIVA.

Algunas expresiones que reflejan esta actitud en un docente serían:

  • Esta clase es un desastre. No hay nada que hacer.
  • Estos alumnos no respetan nada.
  • Este curso será un desastre, ya lo veo venir.
  • Todos los alumnos me hacen enfadar.
  • ¿Qué quieres que haga? Si no hay nada que hacer.
  • Nunca tengo suerte con los grupos que me asignan.
  • Si estoy de mal humor, es por culpa de lo mal que se portan en clase.

¿Cómo se refleja esta actitud desde el punto de vista no verbal?

  • Rostro de preocupación, enfado, desinterés o menosprecio.
  • Casi nunca ríen o sonríen.
  • Cuerpo con una clara tendencia hacia el enfado, la apatía y el cansancio.
  • Resoplidos, chasquidos con la lengua y suspiros.

2.- ACTITUD DEFENSIVA.

Las personas y, en este sentido los docentes, no somos una excepción. Tenemos activado lo que se llama un mecanismo de alerta ante los posibles ataques de los demás. De hecho, defenderse es tan lícito como necesario en ocasiones.

El problema surge cuando como docente entras en el aula y tienes la percepción de que estás rodeado de peligros, es decir, de que tus alumnos son malos, que continuamente te están juzgando y evaluando, que te critican a todas horas e incluso que les encanta ridiculizarte.

En ese momento es cuando aparece la necesidad de protegerse y, automáticamente, se adopta una actitud cerrada e incluso en determinadas situaciones, agresiva.

El docente que mantiene una actitud defensiva acaba por recelar de todo y de todos sus alumnos. Es incapaz de estar relajado y difícilmente será capaz de abrirse.

Aquí tienes algunas expresiones que creo que reflejan esa actitud a la defensiva:

  • ¿Por qué me miras así?
  • Si, ya sé lo que me vais a decir.
  • ¿Qué pasa, no te gusta cómo explico?

Cuando este tipo de expresiones se convierten en una constante en el aula es cuando la relación con tus alumnos más deteriorada se vuelve.

¿Y cómo reacciona el cuerpo de un docente a la defensiva?

  • El docente mantiene una voluntad de estar lejos del alumno.
  • Pone barreras como, por ejemplo, la mesa del profesor.
  • Habla con los brazos cruzados.
  • Mantiene el cuerpo rígido.
  • Tiene movimientos bruscos y rápidos.

¿Qué otro problema supone una actitud a la defensiva?

  • Estar a la defensiva impide la escucha activa.

Seguir leyendo DOCENTE BOOMERANG; LAS CUATRO ACTITUDES QUE TE ALEJAN DE TUS ALUMNOS

ESTADO DEL ARTE EN LA INVESTIGACIÓN

Contribución de los Alumnos del Doctorado en Desarrollo Humano y Educación del Centro Universitario Mar de Cortés

Uno de los elementos  que se debe desarrollar en cualquier investigación es el estado del arte, que consiste en la revisión y evaluación sistemática de toda la literatura científica que se ha publicado sobre la temática que se está estudiando.

    Este material se tiene que organizar, integrar y evaluar, para poder determinar hasta donde se ha investigado el problema que se desea resolver (conocimiento de punta), las inconsistencias que hay en estos estudios, las relaciones con otras investigaciones, los aspectos que no se han indagado, los individuos que lo han analizado, los problemas que se han encontrado, las metodologías que se han aplicado, entre otros aspectos que se pueden considerar.

En este sentido, se pueden identificar dos procesos generales: (a) la búsqueda, selección, organización y disposición de fuentes de información para un tratamiento racional; (b) la integración de la información a partir del análisis de los mensajes contenidos en las fuentes, que corresponde a la dimensión hermenéutica del proceso, muestra los conceptos básicos unificadores.

Como resultado se tiene un conocimiento sobre la forma como diferentes actores han tratado el tema de la búsqueda, hasta dónde han llegado, qué tendencias se han desarrollado, cuáles son sus productos y qué problemas se están resolviendo.

El   estado del arte tiene muchas funciones, pero las principales son: (1) Evita investigar lo que ya se ha estudiado o en otras palabras, no permite que alguien quiera descubrir lo que ya se ha inventado; (2) Ayuda a replantear la problemática a estudiar, su alcance, preguntas de investigación, objetivos, e hipótesis; (3) Permite establecer con mayor claridad el enfoque y metodología que se deben aplicar a la investigación; (4) Facilita el organizar, integrar y evaluar el material de la temática que se está estudiando; y (5) Contribuye a obtener el conocimiento de punta de la temática que se está investigando.

     A través de lo anterior, permite al investigador, informarse del conocimiento que ya se produjo respecto de determinado tema y empezar a recuperar las nociones, conceptos y teorías, metodología y perspectivas  mediante las cuales se interrogará al objeto de investigación que está construyendo.

     En este sentido el estado del arte significa dar cuenta de lo que se ha investigado de nuestro tema específico, intentando distinguir el modo en que nuestra investigación puede significar un enriquecimiento de los conocimientos existentes y no una mera reiteración de estudios anteriores.

Portal Formacion Docente

Servicios Computacionales

LOS MARCOS EN LA INVESTIGACIÓN

Contribución de los alumnos del Doctorado en Desarrollo Humano y Educación del Centro Universitario Mar de Cortés

Los marcos en la investigación permiten al investigador definir los elementos relacionados con el objeto de estudio, en una delimitación disciplinaria o temporal que orienta y fundamenta con pertinencia el proceso investigativo.

En una investigación se pueden establecer varios marcos:

Marco Histórico: Establece la evolución del objeto de estudio, describiendo su historia, desde sus orígenes hasta el momento actual.

 Marco de Referencia: Es todo el conocimiento previo que tiene el investigador sobre la temática que está estudiando.

Marco conceptual: Como su nombre lo indica son todos los conceptos, definiciones, características, tipología, entre otros aspectos que constituyen la base teórica de la problemática estudiada.

Marco teórico: Cuando se lleva a cabo una investigación es de suma relevancia establecer con claridad en qué teorías o enfoques teóricos o investigaciones, se está sustentando el estudio que se lleva a cabo. Esta es la función del marco teórico.   Como su nombre lo indica, es el que encuadra o enmarca el camino que va a seguir la investigación. Las teorías o enfoques teóricos seleccionados tienen que ser muy importantes o relevantes dentro del campo de estudio que se está indagando. Es necesario “subirse en los hombros de gigantes”. Para cualquier tema existen teorías o estudios reconocidos, que son la base para cualquier investigación posterior. Por lo tanto, cuando se construye un marco teórico se tienen que tomar en cuenta.

 Marco teórico referencial: En general, cuando se pide en un trabajo de investigación realizar un marco teórico, se está solicitando integrar todos los marcos anteriores, especialmente el de referencia, conceptual y teórico. Hay autores que hacen la diferencia entre marco teórico y la integración de los tres marcos, asignándole el nombre de marco teórico referencial.

Hay otros que solamente le llaman marco referencial o teórico de la investigación. De esta manera, en la investigación, se integran los marcos mencionados, ya que al establecer una teoría o enfoque teórico, se deben de tener claros los conceptos y definiciones de la temática que sustenta la misma, para poder comprenderla. Igualmente, es necesario, que la investigación tome en cuenta el conocimiento previamente construido de esa problemática y la evolución del objeto de estudio.

Portal Formacion Docente

Cerrajeria Automotriz

TECNOLOGÍAS DEL APRENDIZAJE Y EL CONOCIMIENTO (TAC)

El progreso tecnológico y el desarrollo de sistemas informáticos de las últimas décadas, unido a su impacto en nuestra vida cotidiana, ha provocado un replanteamiento de las metodologías de enseñanza-aprendizaje en las aulas, permitiendo la incorporación en las aulas de las TICs y las TACs, que implica el uso de contenidos educativos digitales en las aulas, por lo que se hace indispensable el desarrollo de la competencia digital de los docentes, que a su vez fomentará el desarrollo de la competencia digital de los alumnos, garantizando una educación y un proceso de enseñanza-aprendizaje adaptado a la sociedad del siglo XXI.

¿Qué son las TAC?

Cada vez más instituciones educativas comienzan a implementar algún grado de uso de las TIC, aunque todavía muchos docentes no pueden aprovecharlas porque carecen de habilidades básicas necesarias para su uso. Esta imposibilidad se debe a veces al desaliento o temor ante lo que se desconoce y percibe como difícil, y también a una falta de comprensión de las razones metodológicas por las cuales se debe incorporar estas tecnologías a la enseñanza. Así, se ve a quienes las emplean como entusiastas de una metodología que sólo ven como “divertida”, más cercana a los gustos de los alumnos jóvenes.

En 1999 Avila Muñoz hacía una afirmación que no ha perdido vigencia:

Deben ofertarse cursos que faciliten al profesorado el aprendizaje de utilización de las TIC en las aulas (…), que fomente el trabajo colaborativo entre alumnado y profesorado, que aporte ideas sobre materiales en la red (…); y (…) que identifiquen y difundan las buenas prácticas.

En realidad, a los conocimientos necesarios para lograr este objetivo ya se les ha dado nombre: TAC, tecnologías del aprendizaje y el conocimiento. Ellas asegurarán que los docentes puedan incorporar a sus clases las nuevas posibilidades que ofrece la educación a distancia. Afirma Lozano (2011), “las TAC van más allá de aprender meramente a usar las TIC y apuestan por explorar estas herramientas tecnológicas al servicio del aprendizaje y de la adquisición de conocimiento.” Este tipo de formación resignifica las TIC y las pone al servicio del estudio y el trabajo, y permite una verdadera inclusión digital, que los docentes sabrán transmitir a sus alumnos.

Ahora bien, debemos lograr que todos los docentes sean capaces de usar las TIC, pero ¿cuáles? La formación que reciba un docente deberá contemplar la autonomía. No sólo porque debe tenerla, sino porque debe enseñarla. Entonces, ¿cómo se la consigue mejor?

Por medio de toda tecnología que proporcione las nociones técnicas indispensables para saber utilizar con confianza las herramientas informáticas, y que se pueda emplear y reutilizar de modo creativo y adecuado a las propias necesidades en el aula o en la vida diaria, que cada vez se torna más informatizada y nos exige saber cómo operar todo tipo de programas. Como ya dijimos, esto debe venir acompañado de una formación metodológica adecuada.

Portal Formacion Docente

Servicios Computacionales