CONSEJOS PARA PENSAR MEJOR

Esta sección está pensada para “orientar” a la gente a la hora de resolver problemas. Muchos pueden pensar que esto no sirve para nada ya que sí alguien está resolviendo un problema y no le vienen las ideas, poco puede hacer. Nosotros pensábamos lo mismo, hasta que empezamos a leer sobre este tema, pero sí le da un vistazo a estas líneas y las pone en práctica, descubrirá que estaba equivocado. Recuerde que lo que vamos a poner aquí no es más que una mera introducción a un campo muy amplio por el que se han interesado tanto matemáticos como psicólogos y filósofos.

La Actitud. Cuando nos enfrentamos a un problema es muy importante la actitud que tenemos ante él. ¿Estamos ansiosos por resolverlo o no tenemos gana ninguna? ¿Nuestras condiciones físicas (cansancio, sueño, etc.) son las adecuadas?.

Analizar la Magnitud del Problema. Este paso es muy importante y de su correcta realización depende que nos ahorremos mucho tiempo. Es decir, cuando estamos delante del problema en cuestión debemos de calibrar cuál es su dificultad real, esto a veces puede resultar complicado solo leyendo el enunciado, pero la experiencia es un grado y cuando se han intentado resolver muchos problemas se acaba por aprender a distinguir cuando se está a la altura para enfrentarse con uno. Para esto hay que tener en cuenta si el problema implica conocimientos sobre una determinada materia y si tenemos tales conocimientos. En cualquier caso, nuestro consejo personal es que si en el problema no aparecen conceptos desconocidos para usted, intente siempre la resolución, puede ser que se encuentre con la solución o que no, pero hay que intentarlo.

Seguir leyendo CONSEJOS PARA PENSAR MEJOR