EL JUEGO Y EL APRENDIZAJE

¿Qué es jugar? Es una actividad necesaria, placentera y natural a través de la cual el niño se conoce a sí mismo y el ambiente que le rodea. Es también la forma en la que el niño da sentido al mundo. Es una actividad fundamental para el sano crecimiento y desarrollo de los niños (Stephen, 2009).

El juego tiene algunas características: hace sentir bien internamente, tiene potencial de improvisación, genera un deseo de continuidad, y aparentemente no tiene un propósito específico (Brown, 2010). Lo interesante del juego es que es una actividad motivada intrínsecamente por el individuo, además de placentera, gratificante y divertida.

Es uno de los pocos procesos de aprendizaje que no está orientado hacia el producto sino al proceso (Cromwell, 2000; Stephens, 2009). Para los niños el juego es una experiencia muy natural que no necesariamente necesita la guía de un adulto: los niños vienen predispuestos a jugar. A través del juego pierden el miedo a equivocarse, estimulan su independencia y autonomía, y tienen la oportunidad de experimentar el fracaso o el éxito sin esperar premios ni castigos (Cromwell, 200).

Seguir leyendo EL JUEGO Y EL APRENDIZAJE

APRENDIENDO A TRAVÉS DEL JUEGO

A menudo el juego es definido como una actividad realizada por sí misma, caracterizada por los medios y no por la finalidad (el proceso es más importante que cualquier punto final u objetivo), por su flexibilidad (los objetos se ponen en diferentes combinaciones o los roles son actuados de formas nuevas) y afecto positivo (los niños a menudo sonríen, se ríen y manifiestan que lo disfrutan). Estos criterios contrastan el juego con la exploración (investigación centrada en cómo un niño se familiariza con un nuevo juego o ambiente que después puede conducir al juego), el trabajo (que tiene un objetivo definido) y los juegos estructurados (actividades más organizadas en las que hay un objetivo, típicamente ganar). En el desarrollo, los juegos con reglas tienden a ser más comunes después de los 6 años, mientras el juego es muy frecuente en niños de 2 a 6 años.

Casi todos los niños juegan, excepto aquellos que están malnutridos o con discapacidades severas. Típicamente los niños dedican entre el 3 y el 20% de su tiempo y energía al juego, y aún más en nichos mejor dotados. Si los niños se encuentran temporalmente privados de oportunidades de juego, por ejemplo, manteniéndolos en un salón de clases, después van a jugar de una forma más vigorosa y por más tiempo.

Seguir leyendo APRENDIENDO A TRAVÉS DEL JUEGO

LA IMPORTANCIA DEL JUEGO EN EL APRENDIZAJE DEL NIÑO

La infancia representa una maravillosa etapa de descubrimiento y exploración que propicia el aprendizaje de una forma natural, dando lugar a la adquisición de una serie de habilidades que enriquecen el desarrollo de las funciones cognitivas, la comunicación y madurez motriz.

En las dificultades del neurodesarrollo el juego supone una herramienta indispensable para estimular el aprendizaje, siendo este el canal el que permite al adulto propiciar situaciones placenteras a través de las cuales buscamos guiar al niño en la conquista de objetivos para enriquecer su desarrollo integral.

Seguir leyendo LA IMPORTANCIA DEL JUEGO EN EL APRENDIZAJE DEL NIÑO