POEMA REMEMBRANZAS

Cuando me vi en el reflejo de

 tus ojos, me sentí atrapado sin

remedio, como la luz atrae

sin misericordia a las polillas.

 

Juntos tuvimos una vida plena.

Éramos el complemento perfecto:

mar y arena, calor y fuego;

frío y nieve, luz y sol.

 

Unidad era la perfecta palabra

para definir nuestra bella relación.

Almas en comunión, universo

de ternura, alegría y amor.

 

El tiempo fue minando la fuente

de agua del placer y la felicidad.

Cielos negros y nubes grises

empañaron el nítido y bruñido cristal.

 

Cayeron en frágiles pedazos el cariño

y los sentimientos, dando paso a la

discordia y el rencor que tanto daño

 nos hizo, hasta provocar la separación.

 

Hoy mi triste y extensa soledad,

se encuentra permanentemente

acompañada, de la angustia y el dolor

intenso, que provocó tu inevitable partida.

 

Los fantasmas pasajeros del ayer,

acuden como nostálgicos recuerdos

que lastiman y castigan; que se clavan

como dardos punzantes en mi conciencia.

 

No deseo perderme en los sinuosos

y tormentosos laberintos de la búsqueda

del culpable de nuestra separación.

Lo que duele es la realidad de tu partida.

 

Hoy, en este “Día del Amor y la Amistad”

me traen remembranza de nuestra relación

y me hacen vivir el amargo – dulce sabor de

la alegría y la tristeza, al acordarme de ti.

Autor: Mtro. Roberto Palomares González.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *