LA IMPORTANCIA DEL JUEGO EN EL APRENDIZAJE DEL NIÑO

La infancia representa una maravillosa etapa de descubrimiento y exploración que propicia el aprendizaje de una forma natural, dando lugar a la adquisición de una serie de habilidades que enriquecen el desarrollo de las funciones cognitivas, la comunicación y madurez motriz.

En las dificultades del neurodesarrollo el juego supone una herramienta indispensable para estimular el aprendizaje, siendo este el canal el que permite al adulto propiciar situaciones placenteras a través de las cuales buscamos guiar al niño en la conquista de objetivos para enriquecer su desarrollo integral.

El juego simboliza la oportunidad para adentrarse en el maravilloso mundo del conocimiento. Los juegos representan un conjunto de retos que atraen la motivación y la atención del niño, consiguiendo que los pequeños esfuerzos se traduzcan en grandes logros que les permitan obtener agradables recompensas, y así sucesivamente y sin apenas darse cuenta, se da lugar al aprendizaje.

¿Cómo enriquecemos las rutinas del día a día a través del juego?

Mencionamos una serie de pautas que potencian de manera natural situaciones lúdicas como medio para favorecer el aprendizaje:

  • Diversión. La primera regla es la diversión. Las actividades propuestas deben proporcionar placer tanto por la ejecución y descubrimiento como por la propia interacción con los participantes.
  • Presenta los juegos como grandes retos, no lo impongas como una tarea u obligación.
  • Permite y fomenta la exploración de diferentes posibilidades de juegos.
  • Espontaneidad y creatividad. Permite que el niño invente e incremente su capacidad de pensar. El adulto puede facilitar ideas que enriquezcan aquellas propuestas por el niño.
  • Utiliza un lenguaje sencillo que favorezca la comprensión.
  • Muévete, salta, corre, esconde, gira … permite que explore, conozca y disfrute sus capacidades motrices.
  • Fomenta la reflexión sobre los posibles aprendizajes creados con el juego.
  • Premia sus ideas y esfuerzos por más mínimos que parezcan.

¡JUEGA! y mientras juegues no olvides que los niños nos dan la oportunidad de volver a disfrutar de las cosas simples de la vida. Disfruta de aquellos momentos llenos de sonrisas y magia que traen consigo aprendizajes cargados de emociones.

¨El aprendizaje es experiencia, todo lo demás es información¨

Albert Einstein 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *